Reliquia

El pasado otoño, tuvimos la fortuna de incorporar a nuestra Hermandad la devoción a San Juan Grande, patrón de la Diocesis de Asidonia-Jerez, abogado contra las enfermedades mentales y contagiosas, y hermano hospitalario de la Orden de San Juan de Dios. 

Esta veneración nos es otorgada gracias a la donación realizada por el antropólogo granadino D. Miguel Cecilio Botella, de un fragmento óseo del húmero del venerado Santo. Se trata de una reliquia de primera clase certificada por el Hermano Superior del Hospital y Santuario San Juan Grande de Jerez de la Frontera, D. Guillermo García Rodriguez.

San Juan Grande, Patrono de la Diócesis Asidonia-Jerez, nació en Carmona (Sevilla) el 6 de marzo de 1546 en el seno de una familia muy católica, donde recibió una esmerada educación cristiana. Con solo 11 años quedó huérfano de padre. A los 17 años y después de una crisis espiritual, se retira durante un año, a la Ermita de Santa Olalla en Marchena tratando de conocer su verdadera vocación. Fue a partir de ahí cuando decidió dedicarse totalmente a Dios: dejó su ropa, se vistió de un hábito de tela gruesa adoptando el sobrenombre de “Juan Pecador”. 

Hacia 1566 llega a Jerez de la Frontera. Con solo 20 años, empieza a desarrollar toda su actividad misericordiosa con los pobres necesitados, creando su primer hospital. En 1573 se unió a la “Obra de Juan de Dios”, desplazándose a Granada para tomar el hábito. Desde entonces se preocupó de que su hospital y compañeros fueran considerados como “Hermanos del hábito de Juan de Dios”,… el de Granada. Muere víctima de la peste el 3 de junio de 1600 en su hospital de Jerez. Fue beatificado el 13 de noviembre de 1853 por el Papa Pío IX y canonizado por Juan Pablo II el 2 de junio de 1996. Sus reliquias son veneradas en el Santuario de San Juan Grande de la ciudad de Jerez de la Frontera

Nada más recibir la confirmación de la donación, la Junta de Gobierno inició las gestiones para que la preciada reliquia pudiera ser expuesta a la veneración pública. Para ello, pasadas las fiestas navideñas, una comisión de la Junta de Gobierno visito el taller del orfebre roteño Olmo Quirós para cerrar el diseño y encargo de un relicario que la acogiera. La pieza, de una altura aproximada de 35 cm, estará realizada en alpaca plateada. Sobre la base circular, que estará grabada con la inscripción “SANTIS IOANE GRANDE, una hornacina alojaran un ostensorio de donde saldrán ráfagas doradas. Se rematará con la cruz sobre una granada, anagrama de la Orden Hospitalaria San Juan de Dios.

Como no podía ser de otra forma, el relicario ocupará un lugar privilegiado, y será colocado, en el paso procesional, a los pies de Nuestra Señora de la Soledad, entre la primera fila de candelería. Asimismo la Junta de Gobierno está estudiando la posibilidad de que la reliquia pueda estar expuesta en el altar de nuestros Titulares de forma permanente para su veneración pública. Estamos seguro que a partir de ahora la figura del Santo Hospitalario ocupará un hermoso lugar en el corazón de todos los que formamos parte de esta gran familia soleana.