RosarioAurora
 

Una jornada histórica viviríamos el pasado domingo 29 de Mayo, con verdaderos momentos únicos, que permanecerán sin duda para siempre en la memoria de todos los cofrades soléanos.

Tal como se presentaba en el programa de actos del 275 aniversario fundacional, nuestra Hermandad se preparaba para salir en Rosario de la Aurora hacia el Castillo de San Romualdo, origen de nuestra Cofradía, permanecer en Devota Veneración todo el día y por la tarde, tras unas meditaciones a cargo de un grupo de hermanos, volver a nuestra sede visitando antes la Parroquia de la Divina Pastora.

De esta forma, desde primera hora de la mañana Nuestra Señora de la Soledad lucía radiante en la parihuela que había preparado días antes la comisión de mayordomía. La misma, que hasta ahora había servido para portar la Sagrada Imagen del Santísimo Cristo de la Redención, se adaptó para nuestra Titular Mariana, incorporándole una pequeña peana, tres filas de candelería y cuatro jarras de flores. Para la ocasión Nuestra Señora de la Soledad, vestida magistralmente por D. Juan Guerrero Pérez, lució saya negra bordada en plata, su diadema de salida y el manto del aniversario recién bendecido en la Función de Apertura, en sus manos llevaba un rosario y el ramillete de azahar de plata. Se exornaba la parihuela con rosas, nardos y claveles en tonos blancos.

De esta forma a las 8:30h se abrieron las puertas de la Iglesia Mayor Parroquial dando paso al cortejo. Lo abría la cruz parroquial escoltada de faroles, un primer tramo de hermanos con cirios, el estandarte Sine Labe Concepta escoltado igualmente de dos faroles, otro tramo de hermanos, la Junta de Gobiernos presidida por la bandera corporativa, el cuerpo de acólitos y la parihuela con Nuestra Señora de la Soledad portada por miembros de la Asociación JCC. El itinerario previsto se inició en el  primer templo isleño para recorrer las calles Capataz Nicolas Carrillo, Benito Pérez Galdós, San Vicente, San Servando, Almirante Cervera y Real hasta la entrada en el Castillo de San Romualdo por la calle Albina del Puente. Durante el recorrido se rezó el Santo Rosario y se interpretaron cánticos a la Virgen María a cargo de nuestro Director Espiritual, el Rvdo. Padre D. Daniel Robledo Pérez.

A la llegada al castillo y debido a las dimensiones de la puerta, se tuvo que realizar una pequeña maniobra para desmontar las patas de la parihuela y de esta forma se llevó hasta el salón de actos, donde se volvieron a colocar. Finalizó el Rosario de la Aurora con el cántico de la salve. A partir de esta hora se exponía nuestra Bendita Titular en Solemne Veneración con una gran afluencia de fieles y público en general que no quisieron perderse esta estampa inédita e histórica.

Ya por la tarde, a las 19:00h tendría lugar un acto de meditaciones ante Nuestra Señora de la Soledad a cargo de un grupo de siete hermanos, en el mismo actuaría la capilla Mater Dolorosa de la AC Maestro Agripino Lozano. Se abrió el acto con la interpretación del himno del aniversario, para a continuación iniciar su exposición el Rvdo. Padre D. Pedro Pablo Vicente Martorell, le siguió D. Antonio Jesús Padilla Gurría, D. José María Ruiz Coello, D. Antonio Pérez Vila, Dña. Susana Rodríguez González, D. Juan Pedro García López y lo cerró D. Angel Martínez Sánchez. Todos ellos, en distintos estilos, dedicaron palabras de amor y cariño a la Santísima Virgen en su advocación de la Soledad que no dejaron indiferentes a todos los que nos congregábamos en ese singular entorno.

A la finalización de este entrañable acto se organizó de nuevo el cortejo, en el mismo orden que por la mañana, para partir hacia nuestra sede en la Iglesia Mayor Parroquial. Nos acompañaba en esta ocasión nuestra Hermandad hermana de Jesus de la Misericordia con su bandera escoltada de pértigas y varios miembros de su Junta de Gobierno, así como el Rvdo. Padre D. Pedro Pablo Vicente Martorell cerrando el cortejo como preste.

De esta forma, sobre las 20:30h salió de la puerta principal del Castillo para recorrer las calles Mariana de Pineda, San Dimas y Marconi donde el cortejo entraría en la iglesia de la Divina Pastora y en ella se hiciera una oración ante el Santísimo, se depositara un ramo de flores, y se hiciera entrega de una reproducción de la acuarela de Daniel Jiménez al Sr. Párroco como recuerdo de nuestra visita. Estuvieron presente todas las Hermandades Pastoreñas con su bandera corporativa y varios miembros de sus Juntas de Gobierno. Un bonito gesto que agradecemos enormemente.

Una vez finalizada la visita el cortejo reinició su marcha por las calles Marconi, Santo Domingo, Beato Cardenal Espínola, Murillo, La Herran, Real, Almirante Cervera, Benito Pérez Galdos y Capataz Nicolas Carrillo para entrar en el templo a las 22:15 de la noche. Nuevamente durante todo el itinerario se rezaron los misterios del rosario y se hicieron cánticos a cargo del Rvdo. Padre Daniel Robledo.

Una jornada histórica, para un día grande que recordaremos en nuestra historia con bellas estampas de momentos únicos e irrepetibles.


 
 
GALERIA FOTOGRAFICA:
 
 
 
bwd  Imagen 1/63  fwd